Prácticas

Sólo si la práctica adecuada se mantiene largo tiempo, sin interrupciones, con las cualidades de celo y actitud positiva, puede ésta triunfar.

स तु दीर्घकालनैरन्तर्यसत्कारासेवितो दृढभूमिः ॥ १४॥

Sa tu dīrghakālanairantaryasatkārāsevito dṛḍhabhūmiḥ ..14..

Yoga sūtras de Patañjali I:14

 

    La práctica es la piedra angular del Yoga, sin ella uno se queda en un mero plano teórico donde no hay una evolución integral de la persona. Es posible estudiar la teoría en un tiempo dado, pero el verdadero entendimiento únicamente se logra a través de la práctica en sí misma, es cuando la teoría se integra en el cuerpo a través de la experiencia.

 

    El Yoga ofrece una gran variedad de técnicas para promover el desarrollo personal de la persona y el auto-descubrimiento, con el objetivo de llegar a un entendimiento completo de la vida. Cada una de las cuatro sendas principales del Yoga se orienta según un atributo básico: amor (Bhakti Yoga), sabiduría (Jñāna Yoga), voluntad (Rāja Yoga) y acción (Karma Yoga). Para cada atributo existen varias prácticas asociadas y se eligen en función de las características individuales de la persona.

 

    En esta página ofrecemos una selección de prácticas yógicas con las que tenemos experiencia. Serán expuestas según nuestro propio entender y experiencia con el objetivo de servir como inspiración para la práctica individual de cada uno. Claro está que no abarcamos todas las prácticas existentes y todos sus aspectos, pues no es el objetivo.

 

    Las prácticas aquí expuestas han de servir como introducción. Aunque sin duda alguna es interesante y necesario explorar por uno mismo, aconsejamos llevarlas a cabo bajo la instrucción de un profesor o profesional experimentado. Sobre todo si uno no tiene experiencia previa.

 

    Proponemos una división en dos grupos: práctica física y práctica mental. No obstante, esta división es sólo para facilitar la conceptualización, puesto que en realidad la mente y las emociones están estrechamente ligadas al cuerpo y no existe tal división. A través del cuerpo uno influye en la mente y viceversa. A continuación sigue una enumeración de las prácticas con una breve descripción de cada práctica.

 

Prácticas físicas:

  • Āsanas: Posturas corporales que generan determinados beneficios físicos, energéticos y psíquicos.
  • Prānāyāma: Control o gestión del prāna (energía vital) dentro del cuerpo, a través de ejercicios de respiración y en una práctica avanzada también mediante ejercicios de visualización
  • Ṣatkarmas: Seis técnicas de limpieza y desintoxicación del cuerpo
  • Mudras: Gestos (sellos) físicos a menudo hechos con las manos pero también con todo el cuerpo y con la mente para la canalización de la energía.

 

Prácticas mentales:

  • Samyama: Esto hace referencia a tres estados mentales interrelacionados: concentración, meditación y samādhi
  • Mantras: Se puede entender como invocación, oración o repetición de sílabas con una determinada carga energética.
  • Yoga Nidra: Meditación dinámica que induce una profunda relajación y usa varias visualizaciones para entrar en un estado de meditación.

 

 

Como inspiración para ponerse a practicar citamos las palabras del sabio Dattātreya: "El éxito jamás se ha alcanzado sólo leyendo libros." (Yoga Śāstra 84).